Un HÁBITO Que Cambiará Tu Mundo – Bob Proctor

10 Decisión
10

Si usted se deja influir por las opiniones cuando se trata de tomar decisiones, no tendrá éxito en ninguna empresa, y mucho menos en la de transformar su propio deseo en dinero.

Usted dispone de un cerebro y de una mente propia. Utilícelos y tome sus propias decisiones. La verdadera sabiduría suele llamar la atención merced a la modestia y el silencio.

«Dígale al mundo lo que intenta hacer, pero llévelo a cabo antes de decirlo». Eso es algo así como decir: «Lo que cuenta son los hechos, y no las palabras». La indecisión es un hábito que suele aparecer en la juventud. El hábito adquiere permanencia a medida que el joven pasa por la escuela, el instituto e incluso la universidad sin una definición de propósito. La firmeza de decisión exige siempre valor, y, a veces, incluso mucho valor.

Napoleón Hill presenta en este capítulo, un punto muy importante para el logro de nuestras metas y planes. Una cosa es haber trazado un plan con metas claras a lograr, y otra cosa es emprender las acciones necesarias para lograr cada una de las metas trazadas en el plan.

Lo primero que necesitamos para emprender las acciones que llevarán al logro de las metas trazadas, es la Decisión de comenzar a llevar a cabo las acciones acordadas. Si no tenemos firmeza en trazar planes concretos con fechas de comienzo, duración, recursos requeridos, fecha estimada de finalización, nos será difícil emprender las tareas a realizar con éxito. Sin embargo, la decisión de reunir todos los elementos requeridos para comenzar a trabajar las metas, y levantarnos con pie firme a trabajar decididamente al logro de éstas, solamente dependerá de nosotros mismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *